23.8.15

Me concentro en decir solamente lo apropiado
y me mantengo en un polo que no distingo muy bien
esperando entenderte, soportando 
no ser y ser al mismo tiempo, 
comprobando en el oficio
que no me repongo de tantos ciclos,
soy este flujo engañoso que no ha cesado, 
el viscoso flujo enraizado 
a las falanges de mis padres,
soy de alguna manera
el primer hombre en recibir 
a mi madre con decoro
y desde entonces me mantengo en un cuajo
sin poder distinguir de qué lado me encuentro,
si es que estoy muy dentro  
o que ya no quiero repetirme
ya no intento que me recibas con decoro,
entregarme a ti ha sido un acto de valentía
como hincarme a conocerte: 
con la boca abierta,
con la mirada recta de quién recibe pan
y no se siente capaz de tragar,
como recibirte con mi herida divina
para que mi fertilidad alcance a la tuya,
con el desgano de quién soporta tus faenas,
como yo repitiéndome de nuevo,
siendo las putas de mi padre
hincadas a ti,
sola
tuya.


2 comentarios:

Joe Reyes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Joe Reyes dijo...

Alguien muy especial me recomendó tu blog. Ahora le estaré eternamente agradecido, pues es un completo agasajo leerte.